Blogia

Cartas entre Moscú y Lisboa

Madrid IV: ¿Estado preconstituyente?

Madrid IV: ¿Estado preconstituyente?

Querido JR,

Mientras termina de llegar al buzón la esperada carta de ultramar, te envío este telegrama, acabo de llegar de Sol y aquí que te lo vomito:

La palmadita moral ha estado muy bien, pero el resultado ha sido este.

Vaya por delante que probablemente haya sido el peor momento para acercarse: el día de las elecciones por la tarde/noche. Entre el cansancio de los que allí llevan varios días y el número de curiosos la cosa no pasa del pintoresquismo. Tengo que ir estos días también, aparentemente hay muchas cosas que ver y hacer; aunque no queremos que vengan profesores de la UNED a contarnos algo porque no los conocemos y qué sabemos si no sirven al poder y nos adoctrinan (la verdad es que no me he enterado de si se ha aprobado que los profesores vengan o no, pero se ha sometido a votación).

Lo que es innegable es su fuerza. Y para evitar que esta acabe por abotargarse en la Casa de Gominola es imprescindible concretar ya. Dejarse de propuestas y cahiers de doléances y lavarse el tufo a mayo del 68.

Hay que sumar a los que quieren de verdad un cambio en esto, y a los que, si no lo saben, sí intuyen que algo está fallando. Es fundamental que la gente empiece a saber qué se quiere, lo que sea, pero algo, para poder apoyarlo o rechazarlo. Para hablarlo.

¿Qué le parece una nueva constitución?

Siga con salud

p.s.:
Por cierto, creen ser el pueblo... y representarlo!

p.p.s.:
Dando vueltas a deshoras he dado con un par de enlaces que dicen lo mismo que yo pero quizá más clarito

Significado y Potencia de las protestas del 15 de mayo

En la medida en que conecte con las clases productivas paradas (generaciones de 40 a 60 años) y que permanezca suficientemente abierto y desideologizado, asociado a causas concretas, puede constituir la primera señal seria de agotamiento y declive del Sistema del 78.

Pero...el DRY tiene que decirles a los de IU lo mismo que Lola Flores a los que fueron a la boda de su hija: ¡si me queréis, iros!

--

Armando

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

MADRID III

MADRID III

Querido JR,

 

tus últimas cartas cumplieron sobradamente el propósito de estas notas que nos intercambiamos y que no son las primeras palabras a través del océano. Aunque no pienses ni por un momento que te apoye en tu particular caída del caballo, Dios me libre de hacer turismo guíado a paraísos artificiales, ¡menos aún de confesarlo!.

 

De nuestra confesable admiración por el Maestro Espada, sin embargo te diré lo que me dijo Lèa cuando llegué con las nuevas de tu última carta y la ilusión de un niño con un nuevo descubrimiento: «¡qué flipaillos de la vida que sois, habláis como si esuviérais de vuelta de todo. ¡No os queda nada todavía!». Sea. Pero, ¡y lo que nos entretenemos! Y por citar al Maestro Q, otro de los que nos flipa, Un gentleman sólo defiende causas perdidas - también hubo elogios, no pongas esa cara-.

 

En fin, mi tecla se ha agitado hoy tras la lectura del artículo de Jordi Sevilla sobre las listas abiertas. Recordarás que fue ministro del primer gobierno de Rodríguez, de la rama leída y escribida, en principio si el haz de la hoja socialista es Pajín o Chacón, él estaría en el envés. Cayó en desgracia, no le pusieron estatua, y ahora agita tímidamente los brazos desde su blog. Un buen vasallo si hobiere buen señor. Sigo. Aquí te dejo algunos párrafos que me parecen de gran valor en nuestra cruzada:


Nuestro sistema electoral es heredero, también, de la transición democrática. Y, a los efectos que aquí nos interesan, se hizo pensando en cuatro asuntos prioritarios entonces: fortalecer la estructura de los partidos políticos tras cuarenta años de dictadura; facilitar la gobernabilidad, evitando una excesiva fragmentación de la representación popular en una “sopa de siglas” en el Parlamento que fuera desestabilizadora; incorporar a las minorías nacionalistas periféricas a las tareas comunes de toda España y respetar la provincia como circunscripción electoral ya que ni la Constitución se atrevió a cambiar este esquema de organización administrativa del país, de raiz francesa e implantación desde mediados del siglo XIX.
En ese contexto, se inscriben las listas cerradas que pretendían fortalecer el poder vertebrador de los partidos (pieza esencial para articular la participación ciudadana, según la Constitución), asumiendo que lo importante era votar las “ideas” y programas presentados por los Partidos políticos, antes que a las personas concretas que representaran la aplicación concreta de estas ideas.
En su momento, pues, se optó por la provincia y por las listas cerradas, no con malévolas intenciones, sino convencidos de que las siglas partidistas (sus ideologías) primaban sobre cualquier otro personalismo y como una respuesta que facilitaba y fortalecía el despliegue de la democracia de partidos (no se pensaba en otra) en España.

 

Hasta el momento nada que objetar. A mi también me va la cosa con algo más de marcha pero, carajo, es un ex-ministro y un hombre educado. Según Sevilla se producen, como consecuencia de lo anterior, dos efectos perversos:

 

los aparatos partidistas fuerzan las candidaturas de sus fieles colaboradores en tareas internas del partido, mientras que los candidatos, una vez elegidos diputados o concejales, no tienen apenas incentivos para hacerlo bien en relación con los ciudadanos (no quiere decir que no lo hagan), mientras tienen todos los incentivos para hacerlo bien respecto a sus direcciones partidistas que son, en realidad, a quienes les deben el puesto. 

 

Nada que añadir, qué te voy a decir, salvo quizás que si todos vemos que anda como un pato, grazna como un pato y tiene pico de pato por qué nos empeñamos en decir que es superman. Prosigue razonando por qué las listas abiertas no solucionarían estos problemas: las listas de los partidos las seguirían confeccionando los partidos, por muy abiertas que fueran. Salvo las listas “independientes” o individuales como él las llama:

 

Pero esto no son listas abiertas sino una reforma profunda y esencial de la misma Constitución para ir a un modelo electoral distinto, de matriz anglosajona que, además, plantea otro problema: si la campaña no la hace el “partido” sino la persona para que puedan votarme a mi, ¿quién financia las campañas de los candidatos individuales en listas abiertas?. ¿Es mejor correr el riesgo de acabar siendo un representante del lobby que te financia, antes que serlo del partido que te presenta?

 

Y aquí está la chicha y el por qué no ganaremos nunca esta batalla como la han perdido todos los ilustrados, afrancesados, liberales, republicanos o ciudadanos: la gente tiene instalada en la cabeza la idea de que el Estado vela por él. ¿Por qué el Estado ha de financiar los partidos políticos? ¿Por qué el Partido ha de estar cautivo por el Estado, y no al servicio de la sociedad civil? ¿Es tan difícil comprender que si el Estado financia los partidos estos pasan a depender de él y no de la gente que les vota? Una labor de siglos que en España se ha regado hasta hace bien poco con sangre y que hoy se compra con coche oficial o se condena al ostracismo.

 

No tenemos en nuestra historia la sana costumbre de matar monarcas, es cierto, y tampoco en nuestra iconografía popular hay valedores de la libertad individual o libertad responsable o yo qué carajo sé como llamarlo ya. No tenemos Padres Fundadores, -ya sabes que los liberales de Cristo Rey aquí ponen a los Reyes Católicos- ni Waldens... ¡si hasta lo que podríamos llamar como el mayor éxito de la Desobediencia Civil en España, la abolición de la mili, es considerado herencia de Áznar López! -como sabes, por no tener no tenemos tampoco mucho que ver en la Constitución que nos gobierna, nos comimos lo que nos echaron -. Para cerrar como empezamos, en el blog del Maestro, échale un vistazo a este vídeo grabado en el Marqués de Larios -qué poco me gustan la mayoría de las ciudades de la costa mediterránea- y ya si eso seguimos otro día.

 

El artículo del ex-ministro termina proponiendo una solución alternativa a las listas abiertas, te la ahorro porque es cómica siendo benévolos.

 

 ------------------------- x -------------------------

 

Para el cierre amable de hoy, metidos como estamos en la madre de todas las batallas, un par de artículos a propósito que me han sacado la media sonrisa y me han dejado el regusto cálido de la ironía fina y el sarcasmo a cara de perro. Uno de nuestro Embajador en Forma, Chencho Arias que sueña con Manderlay; el otro del AS, extractos de un artículo del Maestro del Chupa-chups en El Periódico.

 

 Siga con salud.


--

Armando

México DF III: del maestro Espada y sus Américas

(Si no consigue ver el video, pinchar aquí)

De esta carta inédita e inesperada usted tiene la culpa por enviarme el tesmimonio del maestro Espada haciendo las Américas. Anoche, cuando lo leí, unido al insomnio por el exagerado calor que está haciendo, y que en esta nube de humo de tubodescape en la que vivo hace que la cosa sea como granja de pollos, me dejó algo soliviantado. Voy a reproducir con su permiso algo de los e-mails que nos intercambiamos, yo sudando en la cama y efectivamente desde ese invento tenebroso que acabará con las tertulias de sobremesa y otras cosas:

El 14 de abril de 2011 07:18, Juan Ramón Gracia escribió:

Pijo el maestro Arcadi se me quedó en Arcadio en seco con su viajito a América, el tema ahora se llama viajar a cualquier parte y no escribir nada, y no creo que sea el jet lag porque ya me cayeron gordos algunos de sus resbalones de la vida gabacha, ni dice nada ni lo poco que dice sirve de algo, qué bueno ha de ser eso de las audiencias cautivas, pero cómo me giba, y encima resulta que sabe de vinos (...).
Mensaje enviado desde mi BlackBerry  de Nextel

From: Armando Morcillo

Date: Thu, 14 Apr 2011 07:26:38 +0200

Subject: Re: América (III)

ya está usted en la secta blackberrry?
menos mal que no se me ha hecho de los adventistas de Jobs...
hay que joderse..
ps:
no esperaba menos que le tocara los... el arcadio, habrá comido ya en el restorán ese no?

***

No, no he tenido el gusto de comer en ese restorán. Santa Fe, donde está,  es el barrio de los new rich, y por supuesto de todos los narconewrich; me queda lejos y es de una intemperie de suburbio de rascacielos que no me llama mucho la atención.  Sin embargo, sí fui hoy en la tarde a este cerro que es Santa Fe porque ahí daba su seminario el maestro Espada, como le dije también por la BB y aquí estoy reportandome. El relato es como sigue:

La plática era supuestamente sobre prensa e internet. Tema que sabe usted nos interesa. Pero no.  Era la primera vez que iba a la Universidad Iberoamericana así que después de bajar del taxi, busqué alguien a quién preguntar como el que va a Roma. Y como tantas y una vez más, el imán que parece tengo en la frente. Veo a una chica, le pregunto, no sabe, afino la punteria, veo a otra caminando como si nada y voilà:

- Sabes dónde queda la biblioteca?

- Sí. Vienes a lo de Arcadi Espada ?

- Pues sí, y tú ?

- Bueno… Sí.

- Tú no eres mexicana?

- No, soy española.

- Ah, yo también, aunque el acento lo tenga raro.

- Sí, de dónde?

- Uyyy seguro no lo conoces, de un pueblo muy chico en el límite de la provincia de Sevilla y Málaga.

- Ah, bueno, yo soy de Huelva.

- Ah bueno pues por ahí, al lado de la A-92, EL Saucejo se llama para más señas.

- Yo soy de Huelva capital.

- Pues también tienes un acento raro!

- Bueno, es que viví mucho tiempo en Madrid y llevo ya 5 años aquí… Y tú que vienes porque eres periodista o por curioso?

- Por curioso, me interesa el tema de prensa e internet

- No me digas, pues fijate que a todo el mundo le interesó tanto el tema del « terrorismo » que la plática del internet se pasó para mañana…

- Ah, en serio? Y tú a qué vienes ?

- Bueno, yo organicé esto… mmm… bueno que convencí a esta gente para que pagaran y lo trajeran…

- No me digas !

***

No sé cuantos miles de estudiantes o cientos de profesores habrá en la Ibero. Y en medio del patio, con muchas pululando por ahí, vengo a preguntarle a la mera mera que muy amablemente me llevó hasta un sofisticado salón de biblioteca estilo new age con sillas que son sillones, estupendo para conferencias somnífero.

En México pasa como en la canción de Bersuit…que ya « todo es narco ». Así que en lugar de internet como yo esperaba se habló sobre el acuerdo que más de 700 medios han firmado en México para ponerse de acuerdo en cómo informar sobre la « violencia » que azota el país. No voy a entrar en discusiones semánticas de si lo que pasa en México es o no « terrorismo » o es « delincuencia organizada », todos estos palabrejos esconden muchas trampas. Me quedo con el sentimiento de la gente, el tema es muy preocupante y el Estado, papá Estado, se muestra incapaz de hacer frente a ello.

Y llega el maestro Espada. Saluda cariñosamente a mi nueva amiga. Luego se acerca con vehemencia a la palestra que también es muy moderna porque sólo hay dos sillas y una pequeña mesa. Pantalón oscuro, camisa azul. Vamos todos a jugar a sentirnos gente importante. Sobre todo porque la audiencia feminina promete. Se contonea y de todo el auditorio llama la atención de una joven mexicanísima, tierna y preciosa, con gafapastas y ropa colorida que es como combinar exotismo con intelectualidad, o piña colada con bellini. Conversan por los bajines.

Empieza la plática. La semántica, siempre. Nos lee un artículo que decía algo así como que « la víctima se escondió tras no se qué por lo que tuvo que ser rematada ». Moraleja: usted no puede ser el que justifique el efecto, oséase, que si se esconde el pobre encima usted lo tenga que rematar. Dejemos pues las causas para los malos entonces.

Luego se puso a poner los puntos sobre las ies al mencionado acuerdo con una aire de español que ni Cela. Ver en persona al maestro Espada, porque bien sabemos que así fue cuando eramos inberbes de la vida, ha sido toda una experiencia. Poner cara y cuerpo a la pluma o la tecla es un punto. Ridículas lentes redondeadas de intelectual del XIX  y un frenillo en la « r » que uno no sabe si es un problema fonético o un deje francés fruto de su gusto por el país vecino. No faltó pues « la langue de bois » y el código napoleónico, al que como usted bien sabe « ni le falta ni le sobra nada » porque es lo que es.

« Ojo con la palabra conflicto, en México no hay un conflicto », dijo el maestro y lo entiendo creo, no quiere que se pongan en el mismo lugar al bueno y al malo. Lo que pasa es que aquí, como allá, la línea entre el malo y el bueno es tan delgada que, a veces, se confunde. Pero no nos adelantemos.

Libertad de prensa, independencia editorial, dimensionar, mecanismos,  etc. cosas digamos que sobrentendidas, u otras detestables tecnicismos burócratas vacios y rimbombantes ; y aquí llegó la ineludible referencia al Maestro que nunca dejará de ser Maestro porque también es su Maestro. El Maestro Pla que le enseñó que lo mejor que podía hacer para escribir era «poner dentro de cada palabra algo, un contenido, para que no fueran cáscaras vacías ». Momento sublime, como se imaginará.

Y siguió trillando el acuerdo por decir cosas tan evidentes, o tan básicas, que a todas luces le deberían de haber servido al maestro Espada para darse cuenta de que no estaba en Espanya y de que el jet lag que sufría era precisamente porque estaba lejos.

Tocó hablar de lo que los medios deben reportar de lo que hace el Estado para combatir al crimen. No se olviden democracia y estado de pertrecho. Y aquí dejó una perla que, quitando a mi nueva amiga y a uno mismo, no creo que nadie más del público entendiera en su justa medida. « El caso GAL, vamos a ver, yo no puedo en un medio decir que eso estuviera bien y que fue causado por la violencia de ETA (…) No puedo decirlo, aunque me gustaría».

Y llegamos a las victimas : 40 mil. Los «muertos son públicos » dijo el Maestro Espada. Joder, ni muerto a uno lo pueden dejar tranquilo, pensé yo. « El monstruo mediático ha convertido el dolor en un espectáculo » esto al respecto de que se televisaran los duelos o los funerales.

Hasta este punto de las victimas, la verdad que el debate fue soso, aburrido, si no hubiera sido porque el moderno salón de biblioteca tenía un techo de cristal casi transparente -y transitable- que hizo que el maestro levantara pícaramente la mirada al oir el traqueteo inconfundible de unos tacones  altos de mujer -que para más inri portaban piernas con falda- ni una sóla sonrisa hubiera dejado caer el respetable. La verdad es que el Maestro rezuma sabiduría, tiene tablas en el escenario, sabe de lo que habla y tiene la arrogancia típica del que se cree una autoridad que cuando abre la boca sienta cátedra y sube el pan. Es decir, al César lo que es del César y eso tampoco daba para debatir mucho.

Yo, que eso de publicar los nombres de las 40 mil victimas del narco -para emular el proceso español de « mediatización » de los muertos y con ello concienciar y no dejar impunes a los agrasores y olvidados a las vistimas- no me convencía del todo, agarré el micro y me tiré, sin estar muy convencido, al charco. La cosa, era de esperar, se calentó, más o menos porque le quise decir que comparar el terrorismo de ETA con lo que pasaba en México era como comparar el tocino con la velocidad. En fin, esas cosas de los contextos y las distancias. Medio nos interrumpimos mutuamente y el maestro sacó su lado más español a lo que yo no tuve de otra que sacar el mío. La cosa es que sirvió para animar el debate y ya otros salieron unos a ponerse de mi lado y otros, sobre todo las jovencitas que desde el martes llevaban adulando al maestro, a favor de él.

Por lo menos lo obligamos a esforzarse. A mí, en lo personal, me dio una lección de esas que me gustan sobre la virtud y las ventajas que decía Nietzche. « Los nombres » joder, « los nombres ». Sin nombres no hay historia, sin nombres no hay periodismo. Aquí dar nombres -arguyeron desde el público- puede costar vidas, de personas, de periodistas, de… Es un riesgo, dijo el Maestro, pero que llegado el momento tendremos que decidir tomar.

Concluyendo. Está claro que el Maestro no trabaja de reportero en Morelos, Guerrero, Tijuana o Ciudad Juarez. Varias veces hizo referencia a la diferencia entre « lo real » y lo otro que no definió. Pues eso eché de menos en la plática, en la « realidad » mexicana hablar de una democracia que pueda garantizar la seguridad de los nombres es complicado, decir narco y obviar corrupción política es indecente, no mencionar la cuestión social y económica es perverso,  alegar « violencia » y no incluir las barbaridades de un ejercito y una policía corrupta y mal entrenada es pernicioso, mentar la bendita « droga » y no abrir los ojos sobre la hipócrita sociedad del doble rasero en la que vivimos es sencillamente como publicar notas de periódico que no son más que cáscaras vacías, como diría Pla.

Acabó el Maestro con un discurso conmovedor en tono grave sobre « el gran dilema » el « dilema final » de la profesión. Publicar y atenerse a las consecuencias las que sean o no publicar. La respuesta vehemente: « la respuesta está en lo individual, hay que valorarlo, y tiene que ver con la moral, con la ética, con la técnica también, y es una decisión final del periodista ». Me rasqué la cabeza, no será una decisión final del consejo editorial, o del director del medio, o del dueño y del « money money money ».

Sí coincido con el maestro en algo que acaba de publicar en su IV América pero que ya había puesto entre comillas más arriba: la palabra “violencia”. Violencia de género, del narco, psicólógica, enfrentamientos violentos, violencia de esto, violencia de lo otro. Terrible eufemismo, terrible trampa semántica. Aquí están asesinando gente a diario, muchos por ajustes de cuentas entre bandas o dentro de las bandas porque ellos usan algo parecido a la ley del talión pero más canalla, y otros, por los daños colaterales de esta guerra, por mala suerte.

 

México vive hoy el fruto de su historia. Una independencia que fue un acto reaccionario y conservador del poder criollo español frente a la Pepa de 1812. Una revolución que creó un estado de partido único con el poder en pocas manos. Una privatización/modernización hecha por un pirata y repartida entre sus cuates, una trasición a la democracia formal pero no real, y un presidente al que se le escupe a la cara por entrar en una guerra que no podía vencer, porque no depende de él, ni de su Estado, porque no tiene ni los medios ni las armas; son molinos gigantes, mundiales, coyunturales; o alguien sabe cuánta gente mató la mafia italiana en el Chicago de la ley seca? O alguién sabe cuántos ha matado la mafia siciliana? Eran otros tiempos –y otros medios- en los que, como dice el maestro, la aritmética no era tan importante.

Y ahora nos vamos a poner a hablar de ¿terrorismo? ¿Se imaginan un atendado que deje 40 mil muertos? Suena más a una guerra. Y es una guerra cruenta que ha incubando el sistema político mexicano durante 70 años, y que se ha visto favorecido por el consumo ingente de drogas (=mucho money) y la más ingente venta de armas de USA, y que ahora nadie puede controlar. Los medios, efectivamente, podrían ayudar empezando por quitar la telebasura y no contar sólo sus tiradas y las ayudas en publicidad del Estado, sino también la calidad de lo que publican y lo que publican. El dilema.

Siga con salud y buenos alimentos,

JRG

P.S. Por cierto, que si se fija en el título completo del seminario leerá un « Contra la imaginación en el periodismo » ay, la virtud, y qué haríamos con nuestro  Kapuscinski.

P.P.S. Por cierto, cuando Arcadio pone como ejemplo a los medios españoles se estará refiriendo sólo a Sánchez Ferlosio, o también a los telediarios light y de medio velo de la primera, el mundo que nadie lee, el periódico de PRISA que da pena, la vanguardia con su son, ABC con su estreñimiento monárquico, lalala

P.P.P.S. Se me olvidó otra vez que en internet no puedes escribir más de media carilla.

Carta de la Costa Rica

Querido A.,

Su última misiva como que no quiere la cosa venía cargada hasta de barruntos milenaristas. Si España tiene salvación desde dentro, que venga Dios y lo vea. Lo del Conde y el Borbón es lo más esperpéntico que háyase visto desde Luces de Bohemia. No, querido A., no lo sabía, pero lo peor es que no me extraña y es la muestra más fehaciente de que la prensa “respetable” española lleva 30 años con una automordaza vergonzosa. Y me temo que también serán muy condescendientes ahora que se espera el cambio a las derechas ultramonárquicas, oportunidad que los Borbones no desperdiciarán para finiquitar una sucesión que ya se está poniendo chiclosa. Dicho esto, comparto la profundidad de su desasosiego porque lo más peligroso de la ironía, la desidia y el sarcasmo es que se vuelvan una realidad que uno la sufra de cerca en carne y hueso. La literatura es fácil de sentir pero dura de vivir. Y ya estamos más cerca del siguiente paso.

Esta misiva no va a meterse en tanta jondura aunque por aquí se están cociendo un par sobre la “narcorevolución” mexicana que se lo debo a usted y al país que "temporalmente" me acoje. Ya sabe que uno se saca del hígado el placer de escribir para que el alcohol no sea lo único que lo afecte. La cosa es que por medio se ha cruzado, sin quererlo ni beberlo, la Costa Rica del Caribe. No podía por mor de Tonatiuh dejar de registrar esta nueva aventura americana en los anaqueles de nuestra corta pero intensa relación postal –joder que mal y poco chesterteriano suena- mejor algo de música con sabor caribeño.

Ahora me encuentro en el Hotel. Estoy a escasas horas de agarrar el avión de vuelta a tierras aztecas. Y así, a puerta gayola, le voy a dar mis impresiones y contarle algún cuento tropical que le saque de la borrachera que ha creado la noticia del día en su país – por cierto muy apropiado especificar que es un buen champán francés y no barato cava catalá porque igual y estos no están tan contentos; o quizás sí, bien entendido, porque ahora que entre su ciscado PP a gobernar, la brecha revanchista, caína, españolata y separatista puede tomar un rumbo “torcido y sin retorno”.

¡Pura Vida!, ¿Qué coño le pasa a éste güey? Me pregunté medio gibado. No había hecho más que llegar a la recepción del Hotel. Correspondía un sobrio “de nada” o un cumplido “con mucho gusto”, pero no, resulta que aquí para los “Ticos” como ellos mismos gustan llamarse, todo es ¡Pura Vida! Al principio suena raro y ridículo como grito de excursión de parvulario. Pero pues nada, después de unos días uno se acostumbra y ¡Pura Vida! que ya habrá tiempo de ¡Pura M…!  Mi preparación del viaje fue obvia e inexorablemente la misma que le acabo de referir arriba. Desde luego que el artículo de la Wiki no tiene desperdicio. Salen a relucir las dos que tres cosas que todo mundo conoce de Centroamérica aunque bien maquilladas: que son países inventados en el XIX a expensas de los intereses gringos y de los criollos españoles conservadores que le temían a la Pepa gaditana de 1812 como una vara verde; y que ya en épocas precolombinas –a excepción del norte de Guatemala quizás, México y Perú- fueron zonas marginales, dominadas, influidas, dependientes o ignoradas por los grandes imperios mesoamericanos y suramericanos.  Es decir, que no tienen “Historia”. No obstante, lo más gracioso es cuando hablan de que no tenían y no tienen muchos indígenas y que  –y cito textual – “algunos estudiosos, entre ellos Carlos Gagini y Roberto Brenes Mesén, sostienen que parte de la idiosincrasia nacional se formó durante (la) época colonial, en donde las privaciones de tipo material eran el común para todos y al no haber mano de obra indígena, desde el gobernador provincial al más humilde de los campesinos tenían que velar cada cual por su sustento y por el de sus familias, creándose así una sociedad más igualitaria y menos regida por castas" .

Lo del "mito del igualitarismo" no es tan divertido como esa velada confesión de que no tener indígenas los ha convertido en la "Suiza de Centroamérica". Esto tampoco es nuevo; desde que el mundo es capitalista el indígena se ha visto como una traba al "desarrollo". Lo mexicanos al día de hoy no saben que hacer con sus pobres y maltrechos pueblos indígenas que en lugar de arrasar sus selvas para hacer muebles del Ikea o sembrar maíz para Biodiesel y pasar hambre,  prefieren conservarlos y vivir integrados con su medio ambiente cazando con flechas y comiendo lo que la tierra da; asediados por las multinacionales y bajo control marcial y represivo del gobierno. Mejor aún, Costa Rica es un excelente producto de marketing del ecologismo, eso es un hecho y una realidad palpable, sólo hay que venir. Lo tienen muy bien montado. La cosa es que en plena efervescencia y saciedad del mantra de la "sostenebilidad" resulta que de las pocas culturas que han llegado a ser sostenibles –sin ipod y sin itunes claro- han sido y son las poblaciones indígenas de América que perduran hasta nuestros días.

Hoy nos decía un guía que Colón hizo algo terrible. Yo, incómodo, rodeado de latinos, me decía ya llegó el momento del hermanamiento latino frente al genocida español. Pero no, porque como antes del genocida español estaban otros genocidas, quizás mayas, quizás incas, no se ponen de acuerdo, dijo otra cosa. Lo terrible, dijo, es que Colón, extasiado por la exuberancia de la Costa de Cariari y por las cuatro joyas de oro y jade que portaban los nativos del lugar que amablemente los atendieron a su llegada en 1502, llamó a esta tierra: la “Costa Rica”. Riqueza para el colono español que se aventuraba a hacer las Américas era oro y/o plata. Nada de eso tenía Costa Rica, así que durante la colonia finalmente sería lo que había sido hasta ese momento, una zona marginal.

Pero Colón que, como bien sabe, para un servidor era un ávido espía portugués, no se equivocó. Este país es inmensamente rico. Su principal fuente de energía es la hidráulica, es decir, tiene mucha agua, pese a ser minúsculo, conserva el 5% de la biodiversidad del planeta y tiene gran parte de su territorio protegido con medidas muy especiales de protección/explotación turística. Y eso, su naturaleza, ha hecho que sea el ecoturismo su primera fuente de ingresos. Aquí uno puede, además de ver sitios de ensueño o bañarse en exóticas playas, como en todo el Caribe, hacer un montón de cosas con nombres en inglés que lo flipas: rafting, canopy, canyonig, hoserback riding, jumping… y vaya usted a saber. Todo con casco, guía y todos los jarreos para que no deje de ser una cosa familiar.  

En política este país fue en el XX un relajo como toda la región con la sombra gringa siempre paleando sobre su cabeza. En los últimos años se instauró un sistema bipartidista como el de su país, una de rojos y otra de azules; al estilo de la restauración de Cánovas y Sagasta en aquella regeneración de España que no sirvió de nada y que cada vez se parece más a la época posfranquista que más que una transición fue un españolísimo remake regeneracionista que a estas alturas huele a azufre más que nunca. Actualmente  tienen a una presidenta del Partido de la Liberación Nacional, Laura Chinchilla, que fue como un primer ensayo de lo que hizo Lula en Brasil porque en donde está la puso Arias, el genuino presidente chico, feo y brabucón que puso a Costa Rica donde está. Cambiando de tema, la chinchilla además del animal que se figura es el nombre con el que la uva tempranillo es conocida en nuestra tierra.

Tienen tecnología, Intel, cervezas de buena calidad aunque sólo para consumo interno, un vino tinto dulce tipo mistela intragable, excelente café –en algún momento este fue el motor de su economía- y mucho “gallo pinto”, es decir arroz con frijol y frijol con arroz mañana tarde y noche. Socialmente es un pueblo educado, con una clase media aceptable teniendo en cuenta la región, IDH alto, buena sanidad, casi 100% de alfabetización, y mano de obra barata que viene de Nicaragua, su vecino más pobre; me decía un cliente de acá que en toda casa costarricense trabaja mínimo un “Nica”, ya sea el jardinero, la criada… Casi un millón de Nicas hay según cifras oficiosas en un país de 4 millones y medio de Ticos. Ah, y es un país caro como sus m… ¡Pura Vida huevón! Ya me decían al tercer día en confianza.

En deportes fútbol, nada nuevo, pero me tocó asistir al combate de boxeo más interesante que he visto en los últimos tiempos debido a la boxeadora Hanna Gabriel, tica ella de la zona negra del país, raza que hasta no hace tanto tenía vetada su acceso a la capital San José. Esta mujer es un extremamente hermoso bicho de la naturaleza que deja atónito a todo mundo por su mezcla de simpatía, fuerza y belleza. El combate fue en el recién inaugurado Estadio Nacional de Costa Rica. Lo de este combate sin duda fue un buen ejemplo del estado del mundo por dos cosas. La primera porque la pobre “gringa” que casi la matan llevaba en el calzón la bandera de México, porque si le pones un huipil y la llevas a al Yucatán o Oaxaca nadie en el mundo dirá jamás que es gringa. Lo segundo es que el mencionado Estadio donde se organizó la pelea ha sido un “regalo” de China. ¿Un “regalo” de China? Bueno, una prebenda maquillada de regalo que huele azufre y esconde lava en sus entrañas como volcán durmiente. Del tradicional apoyo que Costa Rica brindaba a Taiwán en su lucha por no ser devorado por el gigante asiático, cambió de parecer por motivos evidentemente económicos (Intel exporta a China) y así en un futuro no muy lejano, según las malas lenguas, dar su voto u omitirlo a favor de China ante la ONU cuando, ya falta poco, se anexione a Taiwán, ¿Quién les va a chistar? ¿USA? Jajaja.

Por el trabajo no pude engreírme mucho. Un día fui al centro “histórico” y otro día a ver un volcán con uno de los cráteres más grandes del mundo.

El centro de San José de Costa Rica revela la ausencia de una historia colonial muy exitosa. Está el “Parque central” y la “Plaza de la cultura” y poco más; sucio, mal cuidado, con mucho transeúnte, poca vida, e inseguro por las noches aunque no vi nada raro. Desde luego que el que dijo que Costa Rica era “la Suiza de Centroamérica” no estuvo nunca en el centro de San José. En esencia es un prostíbulo para gringos, mexicanos,  ingleses, y otras nacionalidades en menor medida. Casinos y locales de alterne hay por toda la ciudad. Aunque las autoridades y las buenas familias se empeñan  en no reconocer esto y hay leyes muy severas en el caso de las menores, no es raro ver a jovencitas muy jovencitas principalmente de los países más jodidos a la redonda: Venezuela, Colombia, Nicaragua, Dominicana, Cuba, etc. merodeando a viejos de barbas blancas y billeteras rebosante de dólares. O séase, que aparte de un destino de “ecoturismo” es un destino de “sexoturismo”.

Al volcán Poás me fui en un tour. Lo repensé mil quinientas veces. Casi prefería irme en bici o a pie. Pero accedí por tiempo y esas cosas nietzscheanas de que quién opta por la virtud renuncia a las ventajas y me aventuré a perder mi virginidad de viajero de mochila y libro por el de turista fundamentalista de cámara digital, pantalón corto y agencia de viajes. La experiencia se salvó porque lo que vi es de una belleza difícil de describir y más emocionante que las imágenes de llegada a la isla de Parque Jurásico  – que por cierto es una isla tica -. He sentido la fuerza y la majestuosidad de la naturaleza como nunca antes. Estar al borde del cráter de un volcán es como ver dormitar al monstruo del interior de la tierra. Desde antes de llegar, el azufre te mete en ambiente no precisamente porque olerlo sea agradable; la garganta se seca y el aire se vuelve pesado. Dicen que el Poás es un volcán muy caprichoso; miles de visitantes se van con el mal sabor de boca y peor olor de nariz y sin haber visto un pimiento porque la niebla o las nubes llegan a ser tan densas que uno no ve ni a un metro. Nos tocó un día de privilegiados. Despejado, el cielo azul con algunas nubes y el cráter/geiser humeante. Se podía ver nítidamente el agua sulfurosa que parece pus de una herida que en cualquier momento volverá a sangrar. La última erupción fue en 1954, ayer, y es unos de los siete volcanes activos de Costa Rica. De un lado, hay un antiguo cráter ahora inactivo convertido en laguna de agua de lluvia, como si la herida se hubiera cicatrizado dando lugar a la vida. Pensar, oler, sentir que el magma incandescente aguarda bajo tus pies un nuevo rugido de la naturaleza para recordarnos lo insignificantes y malagradecidos que somos con ella es una experiencia única. El tour incluía una visita a una plantación de café, que es como el verdeo pero aquí le quitan la cáscara al fruto y lo tuestan, e incluía una visita a un jardín con tucanes, colibrís, pumas, jaguares, y cataratas en pleno bosque nubloso. Vamos, que sólo faltaba el Rex para hacerlo de película.

No ha de faltar, bien sabe usted, un remate final en estas misivas, un poco de agua que alivie la sed o algo que desconcierte al más tímido. En una librería, minetras callejeaba perdido por San José, conocí la "Isla de los hombres solos" del presidiario costarricense José León Sánchez; no lo pondré fácil, Cela dijo con su excepcional oportunismo que era la angustia convertida en literatura. ¿Sera que hay que estar 40 años en la cárcel para conocer la naturaleza del hombre?: “He querido marcar la personalidad huidiza  y terrible de seres encerrados en una isla como fieras”.

Y hasta aquí este fugaz paso por este país exuberante, esta Costa Rica como bien dijo Francisco Zarco, más conocido como Cristóbal Colón, que hasta oxígeno vende ¿Se imagina?

Siga con salud. 

JRG

P.S. Y no se preocupe en demasía por su país porque estamos salvados y además ya han descifrado el enigma y los buenos siguen en su pedo

P.P.S Sobre lo de que hacemos y lo que hablamos y lo que nos pasa…      

P.P.P.S. Sobre sus recomendaciones para oir a Omega, al pie de la letra, cuando me visite.

  

MADRID II

Querido JR,

¡Vaya carta! A veces, muchas, no termino de darme cuenta de donde estás. Déjame que envidie ese embeleso con faramallas históricas en voz grave, 

(te has enterado de lo que le ha pasado al periodista más aplaudido en este país. Berlusconi ha sido ese último pez que de grande no podemos tragar).

y que te confiese que las irreflexiones que seguirán palidecen en torno a lo que se intuye y a lo poco que vemos de México.

No sé si estamos ante el fin de los estados-nación pero estamos al borde del fin de esto y el principio de algo nuevo. Los astrólogos dicen que un cambio de era o algo así, yo veo claro que es el internet este, demasiado para los que nacimos en los tiempos analógicos.

Disculparás, ahora, la demora en la respuesta. A las excusas al uso añadiré el cansancio, el hartazgo mejor, a causa de la situación patria y, sobre todo, por la incapacidad que siento para hablar en un idioma comprensible no sólo por nuestras cuatro admiradoras. Y no será por falta de ocasiones, sé que estás al tanto de lo que se mueve en nuestra aldea global:

Las leaks de wikiliks, que si algo bueno han traído ha sido la muerte del mensajero. Me refiero a la prensa, claro. Podemos ir directamente a la fuente sin aguantar la  moralina. Y ya las pajas mentales nos las hacemos solos, sin ayuda de nadie...  

...los controladores...

...el dopaje en el deporte español...evasión de impuestos, lavado de dinero...mi querida España, en definitiva:

(si quieres comentamos también en una de estas la inquina que está creciendo en Alemania hacia ces cochons de pays du club Med como llama un economista francés, bastante socarrón, a los países mediterráneos, con nuestro país a la cabeza y el suyo de director de orquesta).

Déjame que me entretenga un poco más en el alucinógeno documento que los miembros del Capital (saboréalo con sus mayúsculas y su solemnidad porque no te verás en otra) han enviado al Borbón porque, según interpretación general, Rodríguez ya no les va bien -me pregunto si es esta nuestra casta criolla, ilustrada, liberal y acaudalada-. Un momento clave de oportunidad para construir entre todos la España admirada del futuro. ¡Ole! No te tengo que convencer del tufo a rancio que desprende, ¿verdad? Tú que sabes de esto verás similitudes entre esa admirada marca España y el más prosaico y decimonónico nos guía el amor por la patria. Eduardo Serra (ahora sin enlace, no se lo vamos a dar todo mascado, ¿no?) parece el cabeza visible del movimiento. Si me veo con fuerzas haré algo para Generacion.net, ¡me he leído el documento! ¡Estos tíos se aburren o qué les pasa! Y se habla en los mentideros de la corte de que si un gobierno de gestión...presidido por ¡Eduardo Serra! Y se riza el rizo especulando con que si Rodríguez ha decretado el estado de alarma como recurso defensivo contra ese movimiento. Para ellos la prueba estaría en este discurso de Bono (me gusta La Voz de Barcelona). Quizá esto no lo sepas pero seguro que le encontrarás el punto. Ponte algo de música. Cuando González estaba dando los últimos estertores y, antes de estar seguros de que Aznar sería un digno sucesor -esto es cosecha propia, ya-, el Borbón conspiraba con Mario Conde para poner a este último a la cabeza.... ¡de un gobierno de gestión! Alucinógeno. No termina de salirme la risa.

En verdad ya sabes que estos pellizcos de monja esconden una preocupación y una incapacidad. Estoy preocupado porque estoy convencido de que se avecina un cambio profundo en el país. Está claro que con estas herramientas ya no vamos a ninguna parte y si para nosotros está claro, imagine para los que tienen mucho que perder. Es tiempo de salvapatrias, y no me gustan -¡qué te voy a contar!- El cambio afectará fundamentalmente a la estructura política es decir, tarde o temprano a todo, y acostumbrados a este país...o nos da por las bravas -cosa que no termino de ver- o nos da por las caenas. Como te decía arriba me siento incapaz de hablar en cristiano. Y ya ves, a pesar de tus clases y contra toda lógica natural, me sigo creyendo un Adán en la Historia. 

---------------------------- x ----------------------------

Como siempre me despido con un cambio de tercio, hoy no será amable, el día quiere el amargor de lo radical: Morente ha decidido irse. Convendrás conmigo en que Omega es el mejor disco que ha dado el Cortijo...nunca. Así que, haz clic aquí, ponte una copa, coñac para mí, fúmate algo y brinda con la Victoria Alada a mi salud.

Usted siga con ella,

Armando.

PS: Aprovecho las ventajas que ofrece esta relación epistolar para decirle que deberíamos hablar menos y hacer más. Porque haber quien hace haylos:

Fíjate en los políticos, presidentes, ministros y funcionarios del PSOE negociando contratos de armamento como moneda de cambio para enterrar por segunda vez a Couso. Fíjate sobre todo en como se pasa por encima de determinados cables y nombres. Lo de Bono es escandaloso. Lo de los medios y las televisiones mucho peor. No hemos visto cosa igual. Ha humillado a los ciudadanos. Ese cable arruinaría la carrera política de cualquier persona en cualquier país civilizado.

¿Alguien ha pedido su dimisión?. ¿Lo has visto en portada?. Los medios prestigiosos son basura para engañar a snobs de mierda. El cáncer de Internet y de todas las revoluciones democráticas. Los pijos, los posibilistas que algo reciben, los diletantes, los cuatro ilustres blogueros ahora callados como putas, los editores que silencian la rueda de prensa de la familia Couso, los cómplices moderantistas. Esos y los trolls de la SGAE no son diferentes. Son un polo secante del Sistema. El peor. (... a fumar). ¿Por qué crees que ayudan a Bono y machacan a la ex Vicepresidenta?. ¿Por que le han dejado a José Enrique Serrano y Bernardino León hundir el PSOE? ¿Has cenado?.
Estos chicos creen tener razones para tumbar hoy la web del Congreso

O hablar más y hacer más.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

México DF II: Delirios patrióticos o ¿la agonía del nacionalismo?

México DF II: Delirios patrióticos o ¿la agonía del nacionalismo?

Querido A,

Su última misiva, como todas las anteriores, no tuvo desperdicio.

Estaba calculando mi respuesta que debería haber sido El Saucejo I, pero por circunstancias que de sobra sabe, no pudo ser. La dejo en la recámara.

 La cosa es que los acontecimientos, y un par de noches de insomnio, me han obligado a volver al teclado para el México DF II que es, como siempre, ese plumazo –ese quiero y no puedo- sobre la realidad que me circunda. (Recojo el guante y dejo mi “reportaje personal sobre el narco” para otra ocasión. Aventuro será más sobrio y menos amarillista que el de Jon Sistiaga; “Tepitos” hay en todas partes joder. Adelanto, que jamás vi nada más ruin y menos periodístico, me pregunto: “¿se bajaron del coche en algún momento?”; “pellizcos de monja” que usted  bien aclama. Como el folletín patrio que cambia de titulares como de corbatas y todos tan panchos. Buenísimo. Sobre las declaraciones de Calderón que lo alucinaron, es justo eso que se imaginó: oportunismo político. En la próxima intentaré deshebrar todo esto si es que uno es capaz de eso. Lo de Rusia, una tragedia colosal que pagan los de siempre como todo lo que rodea su literatura y su historia).

Lo que pasa, querido amigo, es que en estos templados días de septiembre en los que la lluvia tímidamente empieza a remitir en la región más transparente -le recuerdo que en este país sólo hay dos estaciones: seca y lluviosa- y el sol por fin calienta las cuatro macetas que a duras penas sobreviven en mi minúsculo balcón, se “festejan”  los fastos conmemorativos del bicentenario de la independencia y centenario de la revolución de México.

14.000 policías rodean mi casa porque, para más información, vivo a una cuadra (una manzana) del simbólico “Ángel de la Independencia” donde los mexicanos se reúnen para celebrar todo, desde victorias futbolísticas hasta manifestaciones sindicales o fiestas de 15 años. Se está preparando para la tarde noche del día 15 un espectáculo –en mexica: una pachanga- colosal de luces, sonido y pirotecnia como gustan los sumos sacerdotes políticos de nuestra era, tipo olimpiadas. Todo, como ya hicieron mayas y aztecas en sus rituales del Sol Naciente, para embelesar al pueblo con faramallas históricas en voz grave y escenificaciones a lo circo de soleil; organizado por un australiano con los conciertos de los artistas del momento… En fin, un “relajo” gigantesco como se dice por aquí que se dará en tv en emisión única y cerrada a través de la presidencia de la república. No faltarán a la cita ni la reciente miss universo y el prodigio de Alondra de la Parra. De hecho, mientras escribo, retumban los gemidos de las pruebas de ensayo en los cristales y resuenan los ecos de las sirenas  en mi humilde departamento de Río Ebro, Colonia Cuauhtémoc. Le dejo el reportaje de la periodista más aplaudida de este país (en dos partes). La discusión de si es momento de conmemorar, celebrar o festejar no ha escapado a la escabechina política.

Como parte de los actos de conmemoración, el ínclito presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Don Felipe Calderón Hinojosa, nos ha regalado a cada casa un librito con la historia oficial – un folletín vamos- junto con una bandera, el himno nacional  y una patriótica carta dirigida, faltaría más, a todos los mexicanos y las MEXICANAS. Como yo no soy ni de una cosa ni de la otra, este gesto del Sr. Presidente me ha servido de cuartada una vez más para hacerle llegar mis burdas (i)reflexiones, pues “cuanti más viejo”, menos entiendo de todo esto, y más me desasosiega.

 Empecemos con la Historia por defecto profesional. En la madrugada del 16 de septiembre de 1810 un cura parrandero, mujeriego y jugador conocido por sus tropelías “morales” se levanta en armas contra el Virreinato de la Nueva España dando el “grito de Dolores”; ¿qué gritó?: “Viva nuestra Madre Santísima de Guadalupe. Viva Fernando VII. Viva la América. Y muera el mal gobierno...". Es decir, era católico, monárquico, admiraba al peor rey de nuestra historia -y la suya hasta ese momento; únicamente estaba en contra de los abusos del poder virreinal que desde 1808 se había constituido ante el vacío de poder causado por la invasión francesa cuando el ejercito francés ocupó España por la desidia de los incautos Carlos IV y Fernando VII. Éstos además fueron secuestrados y obligados a abdicar en Bayona a favor de Napoleón Bonaparte, lo que llevó al cambio de rey con la llegada de su sobrio hermano José I -conocido como Pepe Botella- y al arranque de la también patrióticamente manipulada guerra de la independencia española: el 2 de mayo, la guerra de guerrillas, Curro Jiménez  y por ahí. En el México de hoy el grito del cura hidalgo ya no se lleva. Ahora se grita “Viva México”, otrora fue “Mueran los gachupines”, lo que da una muestra de cómo se tergiversa la historia en pos de la publicidad del poderoso de turno. Al de turno le ha gustado más el “Viva México y viva la Bandera Nacional”, lo que no es en absoluto inocente como veremos.

Y sin embargo, de lo que no habla la historia oficial es de que la independencia mexicana realmente fue en un primer momento una lucha interna entre los realistas que detentaban el poder -los virreyes llegaban desde España pero el resto de cargos eran nacidos en México- y una casta criolla, ilustrada, “liberal”, ya acaudalada, que reclamaba más cuotas de poder.

Además no podemos olvidar que los vecinos del norte ya se habían independizado con constitución incluida. El levantamiento de Hidalgo tuvo poco fuelle, al año fue encarcelado, juzgado y fusilado. Le seguiría con más éxito el cura y militar José María Morelos , que al final correría la misma suerte. Muchos personajes más de esta nueva élite que vivía a la europea en México intervinieron pero no fueron ellos los que consiguieron la independencia.

La independencia formal no llegaría hasta 1821 con la entrada en la Ciudad de México del “ejército trigarante” y se deberá sobre todo a un levantamiento que tuvo lugar en la denostada Madre Patria, en particular en las Cabezas de San Juan, donde el coronel Riego se levantó en armas para restituir la constitución de Cádiz de 1812 dando inicio al trienio liberal (1820-1823). 22.000 soldados destinados a sofocar los disturbios mexicanos se quedaron en tierra para luchar por los derechos por los que suspiraban (Fernado VII dixit); ¿se imagina? Mal pagados y mal pertrechados a morir a América,” ni madres” que se dice aquí.

Y lo más inverosímil y velado por la historia oficial es que por más que lucharon y murieron los criollos liberales denominados “los insurgentes”, al final fue otra conspiración ideada por el Brigadier Agustín de Iturbide junto con conservadores y realistas oportunistas, quienes declararon la independencia con un objetivo: no tener que acatar en suelo americano La Pepa de Cádiz –aprobada en España por Fernando VII, aunque luego la aboliera- ya que atentaba contra muchos privilegios de clase y contra los bienes de la iglesia. Es decir, que en la escuela a los pobres mexicanos les dieron gato por liebre. Como intenta la propaganda presidencialista hoy con su parranda patriótica. Los insurgentes –los ideólogos- fueron masacrados y denostados. Los mexicanos oportunistas, empezando por el ávido Iturbide que se coronó como Emperador de México, se hicieron con el poder y fundaron un país sobre la tierra ensangrentada por la lucha fratricida para no cambiar nada, para dejar las cosas, socialmente, como estaban, políticamente, como les convenía a los nuevos poderosos ahora sin el resguardo de un rey o una metrópoli a la que reclamar. Nacieron nuevas leyes a partir de aquí, pero como las de hoy, se quedaron en un altar como la Virgen de Guadalupe, para alabanza del pueblo pero sin poderlas tocar.  

La cosa es que el mito tergiversado de la independencia en busca de justicia y libertad viene al pelo para los fastos del 2010 porque se reclama unidad, unión frente ¿al enemigo?, frente al fantasma, que hoy reconocen en el Narco mexicano. Se olvidan, qué ínfima casualidad, de que el enemigo de Hidalgo fue “el mal gobierno”. La patria está amenazada y ensangrentada, dicen las fuentes oficiales que hay unos 28.000 muertos por violencia desde que inició el sexenio del presidente Calderón con su cruzada antinarco.

Seguimos por el himno y la bandera. El himno, copiado de la Marsellesa como casi todos y al contrario del nuestro, tiene letra. Después de leerlo y pensándolo bien, me alegro y no sabe cuánto de que el nuestro no tenga letra. Lo más curioso y normal es que ningún mexicano se lo sabe entero. Sólo se saben el estribillo y la primera estrofa, por así decirlo, la menos sangrienta o políticamente correcta. “Vivan los patrióticos pendones dice en una de las estrofas. La bandera es la tricolor, en la escuela les dijeron que significaba: el verde la esperanza, el blanco la pureza y el rojo la sangre derramada; la verdad es que el blanco simbolizaba la religión, la iglesia, que hasta las reformas de mediados de siglo y la revolución mantendría su poder. El águila posada sobre el nopal (chumbera) y devorando una serpiente (¿el enemigo otra vez?) viene de la mitología azteca, fue la señal para la construcción de Tenochtitlán. Rematan una corona de laurel, la victoria, y de encino por el martirio de los héroes; todavía no he visto aquí ningún encino, mas…  

No hay que sorprenderse  por estas cosas. Todos los estados modernos para sus construcciones nacionalistas han inventado a saco lo que más les convenía y han publicado y enseñado en sus escuelas la historia oficial, la incólume estela de los héroes y símbolos patrios. Para muestra un botón: el Cid que es uno de nuestros héroes patrios más laureados no fue más que un mercenario como se estilaba en la época; y no digamos en Francia, ellos, como casi en todo, inventaron las mitologías nacionalistas, valga la estatua del oportunista y sanguinario Danton (el contemporizador según la historia oficial) en la Place de l’Odeon; Chateaubriand da buena cuenta de él en sus memorias, esa parte es de mis preferidas.

Y para terminar con mis (i)reflexiones antipatrióticas –ojo, por esta “jalada” me pueden expulsar del país constitucionalmente- voy al punto más escabroso y más digno de estudio. Algo para un buen ensayo, y no para una simple epístola de un torpe amanuense como es el caso.

La carta que envía el Sr. Presidente no tiene desperdicio y chorrea patrioterismo populista al estilo del s.XIX, es decir, acorde con la época rememorada. Sin despeinarse -porque vaya si se peina- al blanco de la bandera ahora lo reconoce como el color de la paz; lo que leído entrelíneas -como se deben leer los discursos políticos- subyace que estamos en guerra. Pero lo más significativo del texto es el uso y abuso de la palabra “orgullo”. De hecho, el lema del bicentenario más mediatizado es “200 años de ser orgullosamente mexicanos”. Y termina la carta con el ya mencionado grito de este presidente que en unas horas desgañitará en el Palacio Nacional -véase Zócalo de la Ciudad de México- cuál Hidalgo con la imagen de la Virgen de Guadalupe convertida en lábaro patrio: “Viva México y viva la Bandera Nacional”. Por cierto, en la carta se habla de pasado indígena, pero no de pasado español, más política, y más velo histórico.

El mensaje está claro. El nacionalismo mexicano inculcado generación tras generación a sangre y fuego en las cuatro esquinas de este extenso país, sin importar clase, etnia, cultura o condición, está en crisis. Los estrategas políticos vuelven a la cuartada de la identidad nacional, del patriotismo ciego para justificar cualquier tipo de política. Tras la revolución de 1910, cuyo centenario también se conmemora hoy, el nacionalismo mexicano ha justificado todo, hasta los 70 años en el poder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que acabaron corrompiendo su propio sistema de partido único hasta la saciedad y cuyo resultado es un sistema político donde la corrupción y los intereses particulares están por encima de cualquier derecho. Muy posiblemente, tras 10 años de supuesta transición a la democracia con el Partido de Acción Nacional (PAN), el PRI vuelva al poder en las elecciones del 2012 con un tal Peña Nieto -este merece otra carta pa el solito- que junto a la futura primera dama, La Gaviota – sí, la de la novela-  preparan su asalto presidencial con todo lo que eso conlleva de mover hilos de poder, mafias, clientelismo, etc.    

Entre las reacciones antipatrióticas del momento ha tenido éxito la, al parecer, escabrosa –no la he visto todavía- película “el infierno”.

Un mexicano le dirá, oye pero qué pasa en España con los catalanes, fui a Barcelona una vez de turismo y me hablaron en catalán los maleducados y no entendía nada, eso está de la chingada mano… En México hay reconocidas más de 300 lenguas indígenas entre troncos comunes y dialectos y decenas de comunidades con sus propias tradiciones, acervo cultural, territorio… Ni la conquista, ni la nacionalización y usurpación de sus tierras tras la independencia, ni la entrada de las grandes multinacionales han podido acabar con esas razas, con esas gentes, con esas culturas y lenguas… Pero bueno eso de la diversidad nunca ha supuesto un problema. Aquí ya no hay, en teoría, ni indios ni criollos ni nada, sino ciudadanos mexicanos con derechos y obligaciones.

Y sin embargo, muchos de esos ciudadanos, analistas, intelectuales críticos de esos que no hacen pupa, iletrados, ingenieros, narcos, fontaneros, maestros, muchos, muchos se preguntan si hay algo que festejar dado que, después de 200 años de ser orgullosamente mexicanos, se levantan y se acuestan todos los días con la violencia, las inundaciones, el paro, las devaluaciones del peso, la corrupción, la extorsión, el secuestro, la inseguridad… El nacionalismo mexicano inquebrantable se resiente. El mexicanismo de merchandising made in china de banderas y sombreros, el mismo de las roja y gualdas en las ventanas de mi pueblo tras la victoria en el mundial, ese nacionalismo futbolero ya no es más que el retablo de las maravillas que esconde nuestras miserias y nuestra ignorancia talibán.

¿Estaremos en el principio del fin de los estados-nación y de sus nacionalismos mitológicos? Demasiada pregunta para líneas tan inocuas.   

Si este país un día mejora en “justicia, democracia y libertad” –las utopías del s. XXI- y los mexicanos siguen siendo mexicanos, mi hipótesis habrá quedado en un mero ensueño fruto de los desvelos. Pero la historia demuestra que nada nace para no morir o transformarse, así que “Viva el pueblo mexicano cabrones y abajo el mal gobierno”.

Su amigo que lo estima,

JR

PS Espero que los amigos mexicanos que lean esto no se enojen. La naturaleza me ha otorgado el privilegio de ser una persona mesurada que vive con los ojos abiertos, observador que se dice, y esto me hace sobreponer el beneficio de la duda antes de nada. La realidad como bien aprende uno de la cultura maya siempre tiene sus múltiples caras y sus infinitas máscaras. Por eso, sigo mirando más allá de la triste realidad de los medios de (in)comunicación de masas y sigo admirando y conociendo este apasionante país, cuya historia es una fuente inagotable y fascinante de conocimiento. Por no hablar de la gente, de su comida, de sus mujeres…

MADRID I

Querido JR,

Sus cartas son siempre, como mínimo, bienvenidas más aún si tratan de la cosa sin importancia más importante (como sabe no es mío, pero, en cualquier caso, me ha resultado imposible comprobar la autoría. Al parecer el asunto anda entre Valdano y Juan Pablo II... ya me dirá qué hacemos). Con unas semanas de perspectiva, y desde ese estado posterior a la resaca en que los recuerdos de la fiesta maceran a fuego lento, al Honor guerrero de Asamoa Gyan yo añadiría la Holanda de Van Bommel y De Jong, que todavía podía hacer más por borrar su imagen de elegante (que no de) perdedora y el testarazo de Puyol, que parece condenado a vivir a la sombra del beso de la reportera y el portero. Nuestra infancia son recuerdos y el fútbol son esos momentos.

En todo caso, convendrá conmigo en que entre ellos y los chinos, han hecho más por España que todos los salvapatrias de la Carrera de San Jerónimo... No sea cruel, aunque tenga razón, me han podido.

Me animo a escribirle, en fin, después de cazar esta reposición en CNN+ de Narcoméxico, un reportaje del Famoso Jon Sistiaga

apenas un par de días antes de quedar literalmente alucinado con esta noticia:

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Calderon/impulsa/debate/legalizacion/drogas/Mexico/elpepuint/20100804elpepuint_3/Tes

 [..]

Baste decirle que la prensa en este país no dista mucho de la que sale no muy bien parada en el montaje del antes mencionado Famoso Jon Sistiaga. Sigo estupefaciente. A ver si consigo explicarme. Como ve en el enlace de El País de más arriba, resaltado en negrita y cursiva, la redacción de la noticia originariamente difería sustancialmente de la nueva (¡Ah! Malditos becarios con pensamiento propio!), pruebe a copiar el enlace en su navegador. Si se fía de mí clique aquí, es el mismo... ¡Voila! Ya ve, me dio por copiar la ruta del enlace para luego comentarle.

Los pellizcos de monja del periodismo actual... Como la mayoría de los asuntos de la polis hoy en día, el trato a la prensa merece un radicalismo primario. A la vista de los resultados me parece que no hay otra puerta a la que tocar que a la de David Simons. Ya sabe:

¿Qué jefe de policía se va a preocupar de lo que diga un bloguero?

[..]

Regreso para decirle lo que tenía planeado, que no es otra cosa que una petición: cuénteme. Yo podría ponerme a hablarle de como el Famoso Jon Sistiaga termina atragantándoseme en todos y cada uno de sus trabajos, aún eligiendo los temas como nadie; o podría sugerirle que el debate impulsado, por México me parece más cosa de Governator y la bendita crisis.

En California, el gobernador Arnold Schwarzenegger anunció que es hora de estudiar detenidamente la despenalización de la marihuana, la cual ya es el cultivo comercial más importante del estado

Y no es un tipo que se ande con chiquitas, ya le ha visto mil veces como se las gasta: Referéndum en otoño. Y aquí ahítos de democracia. Lo dejo aquí, por ahora está todo dicho.

Supongo que allende los mares también han llegado los ecos de la nueva desgracia rusa.

 Le pongo un par de imágenes sin el permiso de sus autores (busque por gusto alguna de Moscú, la capital), si hay quejas las quitamos. Aunque no habrá por qué. Apenas cuatro admiradoras juntando las suyas y las mías nos leerán.

Como siempre, y en fin, intentaré no terminar con este vino amargo en la garganta. Como ya sabrá, parece que los de BP van a conseguir tapar el pozo. No le descubro la sopa de ajo si le digo que había quien tenía clara la solución desde el primer momento:

En juin 2010, une délégation russe, dirigée par Maxime Chingarkine, s’est rendue aux Etats-Unis afin de faire part de méthodes soviétiques dans la lutte contre la marée noire.

Ogoniok :A en croire certaines rumeurs, vous auriez suggéré aux Américains d’employer une bombe nucléaire pour "étouffer" le puits endommagé.

Maxime Chingarkine : Bien sûr que non. Il est vrai que l’URSS a utilisé des explosions nucléaires pour éteindre des puits de gaz en feu. En 1966 par exemple, cette technique avait été employée près de Boukhara, en Ouzbékistan, puis en 1972 au Turkménistan. Au début des années 80, non loin du village de Kamyziak, dans la région d’Astrakhan, on avait carrément procédé à une série de 15 explosions nucléaires. Mais il s’agissait de puits de gaz, et non de pétrole.

 Un fuerte abrazo.

--

Armando

P.S.: ¡Casi se me olvida! Mi carta más querida, ha traído un visitante inesperado a nuestra casa. Un visitante al que no es mi intención desalojar. Aunque haya venido recomendado por el Gran Leviatán...

México DF I: Las inclemencias y la literatura del fútbol…

México DF I: Las inclemencias y la literatura del fútbol…

Me inclino a pensar que mucha gente en el mundo sobrevive ajena a la fiebre del fútbol  en este mundo de dios y su madre. Pero el resto, con más o menos conocimiento y afición, habrá visto muchos de los partidos del presente campeonato mundial.

 Pudiera parecer, querido amigo, que fútbol y literatura no se llevan. Que la distancia vital entre el estereotipo del hombre de letras con gafas de culo de botella, inepto e inapto para cualquier deporte que no sea leer y escribir, y el hombre de deportivo, elástico,  que ejercita todos sus músculos con pasión menos el músculo cerebral, es insalvable.  Bueno, esto pensaba yo y hasta me veía con rareza por dedicarle excepcionalmente igual vicio a lo uno que a lo otro; tanto placer y emoción me puede dar ver un buen partido que leer una párrafo de esos que hacen gotear el colmillo. Esto pensaba yo digo, hasta que comencé a leer a Juan Villoro y su Dios es redondo (Editorial Booket 2006 y 2010 a lo mundialista; también la tiene en Anagrama que es mi preferida). Lo compré en la librería cafetería el Péndulo en la camaleónica Zona Rosa de México DF. Ya sabe usted, una de esas librerías esnob donde uno puede comer rodeado de libros.

Se lo recomiendo y esto me ha dado la excusa perfecta para retomar este intento de correspondencia en línea que por mi trajín de un lado para otro se quedó en el limbo del interné.

Ese libro me ha hecho ver esto del fútbol de otra manera. Pensando en los partidos de hoy que seguro usted habrá visto la cosa se pone mejor. Holanda Vs Brasil, viejos conocidos. Con venganza naranja pendiente desde el 98 en el que Brasil eliminó  a Holanda en penaltis. Le dejo una pincelada: “Davids, Kluivert y Frank de Boer dieron un partido de excepción,  sobre todo en la seguda parte cuando, para asombro de la cultura occidental, Brasil jugó al contragolpe y Holanda mostró el espíritu de lucha que le faltó en otros mundiales. La Naranja Mecánica llegó a Francia como el equipo mejor afeitado, pero no el favorito. Ayer hizo todo lo posible para negar su fama de elegante perdedora.”

 Hoy Holanda se sacudió esta fama que arrastraba como un lastre muy parecido al español hasta el europeo de 2008. Y se lo sacudió ganándole a los brasileños en cada suspiro sobre el terreno de juego, después de que en la primera parte les pudo haber caído más de uno. Cuando Brasil traía una buena defensa, se olvido que es mejor un buen ataque. Robinho se desfondo y demostró lo que sabíamos desde su etapa en el Madrid, que tiene menos aguante que una pava en un pecho arriba. Dunga “se la mamó” (mexicanismo aceptado por el diccionario de mexicanismos) por no sacar a Elano (joder con el nombrecito). De Luisfa, O fabuloso,  que nos pueden decir a los sevillistas, un caso perdido de bipolaridad capaz de la increíble genialidad o del peor de los genios en el mismo partido. Cuando no lo expulsan, se autoexpulsa. Si esto fuera una peli sería el brazo ejecutor del malo, ese que siempre viste de negro y es vencido en la penúltima lucha con cierto protagonismo. Lo mejor de este jugador es que siempre da espectáculo que es lo que demanda el respetable,  aunque no pocas veces sea deprimente.

Kaka, como Robinho, pájara que se olía entre los que seguimos esto.  Y se acabó la historia con el protagonismo de los diablos naranjas Sneijder y Robben, los descartes de un Madrid que este año no se comió ni un rosquito de Semana Santa. Sabía que el naranja lo llevan en honor a su monarquía, como el gualdo que poco a poco han hecho desaparecer de la española que ya casi ni rojo lleva. Brasil se queda en cuartos, catástrofe nacional ahora que se habían venido arriba con LULA lo que demuestra otra máxima mundialista de que los países que no sufren, no ganan.

Luego jugaron Ghana y Uruguay. Un despropósito. Un ejemplo de cómo el futbol no es que se lleve mal con la literatura es que es mucho más imaginativo e impredecible que ésta.  Asamoa Gyan, un moreno –así es lo políticamente correcto aquí; un negro que se le escapó a Monchi dicho en Nervión- falla increíblemente un penalti en el minuto 121 después de un asedio de fuerza, pundonor y corazón en los minutos finales; después de que el escurridizo Suarez le demostrara al mundo que hacer trampa a veces sirve para hacer historia. Para colmo,  contrariando al comentarista de la ESPN que excitaba "Gyan no tira o tira el último" y éste que se arma de valor como el guerrero que sabe que tiene que arriesgar su vida por el bien del pueblo y la moral del resto de combatientes y la tira por la escuadra. Luego uno falla y el otro también para que al final el trotamundos patichueco del Loco Abreu roce con la puntera de su bota la gloria a lo panenka para meter a Uruguay, qué!!!!????, en semis. No hay mejor manera para que los jóvenes del globo te sitúen en el mapa que avanzar a semis. Ver para creer. Después del esfuerzo de los africanos por demostrar que su fútbol ha cambiado, que ya no quieren ser los patitos feos. Tendrán que esperar a Brasil y ver más fútbol porque el tiro del Loco Abreu era la crónica de un disparo anunciado.

Y para no convertir este post en una interminable novela para "legos futboleros", un repaso rápido: Nigeria que quiere prohibir que su selección juegue como castigo a su mala actuación en el mundial, la FIFA que se cabrea, le regaña y el presidente que se arrepiente; el entrenador francés compareciendo en el parlamento de la República como De Gaulle cuando los "eventos de Argelia"; los familiares de los mexicanos agredidos por la mujer del ministro de turismo; el estatuto segregando España y Xavi uniendo la última orquesta españolísima por el ruido que nos queda - ¿no me diga que no se ha comprado la camiseta, o en su defecto bandera , gorra, calzón...?-; los árbitros condenados a muerte; los periódicos compitiendo por sacar mejores fotos de las forofas que de los jugadores;  los anuncios patrioteros y el humor que nos redime;  las declaraciones de un "Diez/Dios argentino" rehabilitado del infierno para mostrarnos que sólo era una persona inigualable e inimitable... En fin, suma y sigue.

Y lo dejo con el Villoro... Por si le apetece ir del eterno pleito Diego Vs Pelé a la Liga de los Estrellaos, de Francia 98 a Corea 2002, ese mundial que pocos recuerdan en el que un bético falló un penalti y nos mandaron a casa.

Estas y más son las inclemencias del fútbol en los tiempos que corren. Esta es la literatura de los inicios del s. XXI.

Siga con salud y buenos alimentos.

Abrazo,

JRG

PS Vea los videos

PPS Perdón por lo atropellado. No le puse sus queridos puntos de respiración. Siempre está el recurso de las botellas de oxígeno. Sí metí algún que otro punto y coma que no sé dónde leí que es algo así como una perversión del lenguaje. Abrazo, jejeje.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres