Blogia
Cartas entre Moscú y Lisboa

AMMAN I

AMMAN I

Querido JR,

Como puede imaginar el servicio postal desde el Golfo Pérsico no funciona con la rapidez a que estamos acostumbrados así que he decido traérsela en mano hasta aquí y, de paso, añadir unas notas musicales. Antes de entrar en harina le dejo mis impresiones apresuradas de fin de semana largo:

Es el infierno. El aire hierve, el alcohol que dicen que hay es destilado a partir de polvos y las mujeres son una sombra negra llena de interrogantes.

Me pide con insistencia que le hable de Rajoy Brey, por qué sigo diciendo que era lo mejor de entre lo posible. Todo eso sin haberle votado y ¡con la que está cayendo! Le recordaré que en Caína les votaron en masa sí, pero no para que hicieran lo que nosotros queramos, sino ¡para hacer lo que ellos quisieran! A los seis meses descubrimos que ya no nos vale y de la mano de los medios de (in)comunicación vamos a deguello a por el gobierno. Pero hombre si ya no somos una nación soberana, que nos hemos vendido por doce monedas de plata. El hombre se empeña en que no le caiga el sambenito de ser el presidente que fracasó en el euro, cuando el euro es el lazo que nos arrastra por el hocico después de habernos cebado como cerdos —sí, probablemente sea una hostia como ni los más viejos del lugar recuerden, pero es que Caína sigue sonámbula confiando en que todo se arregle «porque sí», cogidos de la manita de los sindicados, sentados, aferrados a una cacerola, enviando wasaps —. Él está intentando que el pufo se lo coman los alemanes, que por otra parte bien merecido lo tienen según las más elementales leyes del capitalismo:

el papel del empresario consiste en asumir el riesgo de tener pérdidas o ganancias.

al menos en eso deberíamos apoyarle, por la cuenta que nos trae. Esto está perdido porque lo que está en crisis es la identidad europea. Cuando pueda échele un ojo a este reportaje de En Portada, paladéelo que a este tipo de periodismo le quedan dos telediarios, ahora lo que se estila es el periodismo Callejeros. Retomo el hilo, aquí el embite real, el de los cojones en la mesa, es el de renunciar al euro y mantener la Europa que nos gusta, la de la curiosidad abierta, la de las fronteras abiertas, la de la mente abierta. Pero, madre, con la que está cayendo habría que empezar renunciando a la servidumbre voluntaria al estado. Ya le digo, los cojones encima de la mesa. Para eso no parecen estar los populares. Y los socialistas pa qué contarte pa lo que están, bastante tienen con pensar en cómo seguir en pie como para pensar en los demás, o en el país (¡uy!, lo que he dicho).

Cumplidos sus deseos paso a decirle un par de cosas sobre lo que mis ojos han visto por oriente. Kuwait, como bien sabe, es un pedacito de desierto en la misma punta del golfo, donde al parecer está buena parte del líquido elemento necesario para hacer girar la rueda. Tiene una población de 2,5 millones de kuwaities que venden más de 5 millones de barriles de petróleo al día. Haga sus cuentas y le saldrán que allí de millones (1 dólar se cambia por 0,3 Dinares kuwaitíes) se habla como de pipas, que todo son todoterrenos y berlinas japonesas y americanas, deportivos y hummers, que todo kuwaití tiene una renta vitalicia similar a la de nuestros políticos y que después de la primavera árabe ni siquiera les cobran por los productos de primera necesidad. Ya lo pagaran los occidentales, tan preocupados por la energía nuclear.

No tengo que decirle que la nacionalidad kuwaití no la obtienes por mucho tiempo que vivas, o hayas nacido allí. Si eres mujer lo tienes más fácil, siempre eres bienvenida...

...a un lugar en que, a 53º de temperatura, tienes que quedarte a la puerta del restaurante a esperar a que tu dueño termine de comer, embutida en una tela negra que no muestra ni tus ojos; un lugar en que seguir y obedecer a un hombre vestido de blanco inmaculado que no puede emborracharse como cualquier cristiano, ¿qué perra tendrán con el alcohol los que mandan? — recuérdeme un día que le cuente mis inquietudes sobre el papel de la geografía en el Zeitgeist de los pueblos .

Qué quiere que le diga, me quedo con américa, el McDonalds, Obama, Krugman y Michael Moore, aunque me cueste el sudor de mi frente. Me quedo con la libertad de cantar a dioses paganos:

Come on-a my house, my house, I’m gonna give a you Eastear-egg
Come on-a my house, my house,
I’m gonna give a you Peach and pear and I love your hair ah

Fuerza y gozo.

--
Armando

p.s.:
La carta la empecé en el aeropuerto de Amman, en Jordania. Allí la reina es americana y eso tiene que notarse. Las mujeres siguen cubriéndose la cabeza, pero ya abundan los tacones, los pañuelos de colores y ¡hay cerveza en los bares!

p.p.s.:
Ya porque da mucha pereza pero sino sería hora de cambiar de buzón. Estos de blogia se han quedado donde empezaron, es un pain in the ass, como dirían sus queridos gringos, la pelea que supone echar cualquier carta aquí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

JRG -

Estaba tan falto de cartas que me voy a explayar hasta en el comentario. Sobre todo porque su magistral pincelada desde medio oriente -me recordó a esas faenas que le he visto al Castella en las que convierte un toro áspero y mal encarado en un buen compañero de viaje- habla de cosas digamos que de higiene y/o primera necesidad: mujeres, pirriaque y guillotina.

Mujeres: a estas alturas y después de leer el antiguo testamento se habrá dado usted cuenta que desde Eva, pasando por ... Cleopatra, Urraca, las Bolena,Evita, Cristina y la innombrable de igualdad -nadie me quita de la cabeza que era el desfogue de Zpedo- no ha habido religión ni macho que no quiera someter a la hembra para que no altere por demás su instinto racional, pero siempre ha fracasado porque es imposible resistirse a tanto encanto y deseo. Se ve que esta gente quiso cortar por lo sano y como dicen los mexicanos: no tienen madre.

Pirriaque: me ha dao usted tema pa un libro más de los mil que ya tengo en la cartuchera de una ametralladora que no llega ni a escopeta de un tiro: poder y pirriaque. Dicen las malas lenguas que Calderon le da al tequila que es un gusto, pero que no chinguen a su madre porque todo el alcohol que no se beben allá los moros créame que estos se lo beben acá "de hidalgo". De todos modos, me cuesta mucho creer que esos kuwaities tan ricos no se bañan en yacuzis de Moet con viejas tipo porno gringa ochentera con pitones de plástico y marca solar de tanga en forma de V.

Guillotina: primero creí que la historia era cíclica porque leí a Eliade, luego tome el camino del rechazo a los dogmas y me dije que la historia no se repite; ahora creo que la historia no importa un carajo porque lo que no cambia desde que somos Sapiens es este bicho malo.

Cuando los franceses pusieron la guillotina en la Place de la Révolution (hoy de la Concorde) allí, cabezas como la de Rajoy la cortaron gentuza como ésta, supuestamente para que "la pena de muerte fuera igual para todos, sin distinción de rangos ni clase social."

Siga con salud y buenos alimentos.

JRG

PS Ahora necesito otra carta para saber si el próximo turrón me lo comeré en pesetas, o volveremos a la época del te trueco dos gallinas y un rucho viejo por dos madres parieras; y si entretanto los cainitas volverán a enfundar sus armas para matar por celos, envidias, avaricia, rencor, maldad, siendo otra vez, una vez más, el campo de pruebas de las guerras, desidias y crisis de nuestros aliados europeos. Si ya lo decían los viejos del lugar, esto to tan bueno no pue ser, aquí hay gato encerrao. Y no era gato, era tigre de bengala cruzao con león y pinta de hiena.

PPS Estoy de acuerdo en lo de blogia, no hay necesidad. Estoy pensando en una web, a lo grande y para hacer honores a la noble causa, como un buen indiano.

JRG -

J. Moreno,

Soy el otro remitente de las cartas entre Moscú y Lisboa, y digo lo mismo que el primero.

Siga con salud,

JRG

Armando -

J. Moreno,

no entiendo muy bien qué quieres decir con tu comentario. Las cartas de Lisboa son de lo mejorcito que hay por aquí, sí.

En cualquier caso si quieres dejar aquí tu opinión, sobre lo que te plazca, no encontrarás censura. Aunque tampoco público.

Gracias por la visita.

J. Moreno -

He leido las opiniones sobre el mal llamado "liberalismo" en el apartado de LISBOA.
Vengo del blog de Quiñonero y me ha llevado a La Voz de Barcelona tu enlace.
He escrito una pequeña réplica a las intervenciones sobre el acto de ayer en el Parlament de Catalunya, y ha estado expuesto unos minutos. Ha sido borrado por los censores.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres