Blogia
Cartas entre Moscú y Lisboa

México VII: Canta y no llores...

México VII: Canta y no llores...

Querido A,

Esta noche, mientras los españolitos se embriagan con los éxitos futbolísticos, con ese pan y circo romano para el pueblo de los tiempos modernos, me he animado a resucitar nuestras cartas. No para hablarle de fútbol, pero sí de unas cuantas paradojas.

En México hoy hay elecciones, a esta hora apenas se conocen dos o tres por ciento de los resultados. Y ésta es la primera paradoja, porque alguien que defendió a capa y espada -como sabe- la abstención, le va a hablar de votos.

Parece, digo parece porque México es mágico, que los votos “democráticos” van a regresar el poder al Partido Revolucionario Institucional, por sus siglas PRI, que mi sabio amigo Abelardo rebautizó como el Partido de los Rateros Incorregibles. El PRI mantuvo una dictadura de partido de 70 años -espero que nuestra dictadura bipartidista no dure tanto- y por ejemplo hace pocos meses fue protagonista del escándalo de corrupción y endeudamiento más grande de este país en uno de los estados que gobierna.

En México, los periodistas hablan en tono grave de que la democracia mexicana es una democracia joven (sólo 3 elecciones, 12 años). Quizás eso explique el cuidado y la excitación con que los mexicanos viven el día de la elección y los días anteriores porque, para su sorpresa, le comento que llevamos dos días de “Ley Seca” a nivel nacional. No se vende ni en tiendas ni bares un buche de alcohol. Tal cual. La participación va en el 65% y el país vive en vilo este día en dos canales Televisa y TV Azteca que acumulan el 90% de las emisiones de TV. 

Imagínese, y ésta es la segunda paradoja, qué culpa tiene un español inmigrante que no puede meterse en política -porque le pueden aplicar el artículo 133- y un turista francés (está aquí mi amigo parisino Adrien) de que en este país no dejen al pueblo votar con dos cervecitas encima que es una forma más dulce de pasar por este trance aburrido que es en lo que han convertido las elecciones en Europa. Trances aburridos para dar legitimidad a un sistema oligárquico podrido. Resultado: no hemos podido celebrar el triplete de la roja en un bar como Dios manda.

Que regrese el PRI al poder tiene muchas explicaciones, pero principalmente una, los mexicanos ya se han dado cuenta en su incipiente democracia que el sistema de partidos no funciona y aplicaron voto de castigo al partido que está en el poder, el PAN o PP Mexica, para provocar la alternancia. También cuenta la maquinaría electoral en la que el PRI -que era el gobierno mismo hasta hace dos días- se ha convertido y que, el vecino del norte sigue y seguirá sin gustar de que en este país haya un presidente como Andrés Manuel López Obrador que por más que dice que no, el plumero no lo puede esconder. En 2006 AMLO perdió las elecciones por supuestamente 250 mil votos. Pero él nunca lo aceptó y se proclamó “presidente legítimo de México” en el zócalo del DF y montó un plantón que paralizó la ciudad varios meses. A esta hora todavía no reconoce su derrota ni ha dicho “su última palabra”. Sus adeptos gritan: contra la imposición habrá revolución. O sea que el temor de USA, para los cánones de USA, está fundado.

No se puede olvidar a las televisoras, esas que tienen los días contados, que en México no se doblegan y apoyan al PRI con la esperanza de que no se cambie la ley para que haya más cadenas privadas “plurales” que les aguen la fiesta. The guardian les sacó los colores pero el cinismo de esta gente no tiene límite. 

Obviamente no tengo que decirle quien era su candidato: el joven apuesto y dócil casado con una actriz de telenovela (la gaviota) o lo que llaman un “candidato prefabricado” que nomás tiene que ver qué declaró cuando fue preguntado por qué libros habían marcado su vida, la "silla del águila” no es de Krauze – un historiador liberal personajazo- si no que es del izquierdista Carlos Fuentes, ni más ni menos. La gente se reía. 

Impunidad, autoritarismo, nacionalismo absurdo, corrupción, pactos con el narco, nepotismo, cacicazgo, compra de votos, acarreados, y mil virtudes más son el curriculum del PRI. Y uno se pregunta, ¿y los van a votar? Sí. ¿Por qué? Porque de lo que todavía no se han dado cuenta los pubertos democráticos mexicanos es de lo que los europeos ya estamos asqueados: el sistema de partidos políticos y listas a dedazo sólo crean corrupción, clientelismo, falta de gobierno y crisis.

He aquí la tercera paradoja. El PRI gana con el peor candidato. El actual presidente, Calderón que es del PAN y se va después de seis años con 60 mil muertos en las espaldas, entre ellos dos ministros de interior… En estos momentos se interrumpe toda emisión para enviar un mensaje presidencial y ungir al que será el nuevo presidente: la marioneta priista. Y apenas se han escrutado el 15% de los votos. 

Y cómo no me convence la explicación de que esto ocurre porque es una democracia joven, me afilio a la teoría de mi amigo Abelardo de que todo esto estaba orquestado desde el 2000 cuando se cambió del PRI al PAN porque era imposible aguantar en el poder y era conveniente acordar una alternativa consensuada.

¿Y quién hizo esto? El presidente en la sombra de este país que es un señor llamado Carlos Salinas de Gortari, el hombre que vendió México a otro señor que hoy es el más rico del mundo. Salinas ganó la elección de 1988 con 80% de fraude, dejó el país en 1994 en quiebra, con el ejército zapatista en armas, con el candidato inteligente que se salió de la vereda asesinado (sí, el del artículo del pesado objetivista); vive en USA y perdona vidas -no se pierda esta entrevista  ni el documental-. Pero lo mejor del candidato asesinado Colosio fue el discurso que jamás se atrevería a decir el candidato actual. Claro. 

Pese a que en México sí ha habido un movimiento político estudiantil más o menos pragmático e inteligente –en todo caso un ejemplo para los perroflautas del 15M-, regresa el viejo PRI, regresa Salinas, el grupo atlacomulco que es la mano negra de México.

No tardarán mucho los mexicanos en darse cuenta, tristemente, de que las partitocracias nos son democracia, menos con un partido-monstruo como el PRI...

Interrumpen la emisión: 

Sale el apuesto candidato Peña Nieto a leer el guión de la victoria electoral. Lágrimas de emoción y voz quebrada. Hay que “mirar adelante con normalidad democrática”. Calderón respira aliviado: no lo juzgarán por su desquiciada guerra antinarco llena de abusos por parte de un ejército y una policía corrupta. Salinas sonríe en su sillón americano, espera que con este gobierno se deje de denigrar su imagen. El narco sabe que por fin los dejarán traficar en paz. Disparan el confeti. Suena Cielito Lindo, ayayayay… Canta y no llores. Baja el telón. 

Siga con salud,

JRG

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Armando -

Se agradece el esfuerzo por dibujar un retrato de su país de adopción, en todos lados cuecen habas, en su casa parece que sí son calderadas.

ps:
Está inmerso en un proceso de "Enriquecimiento inexplicable"... tela.
El entrevistador no está nada mal y también parece un dandy apuesto, no tan dócil. Debe ser que donde las dan tan fuertes se hace uno más duro.

AIF -

Buena fotografía, no deja escapar vivo a nadie con su inteligente pluma. Ante el horizonte incierto que nos depara, para bien o para mal, espero que el camino sea el de la paz y "apego" a la legalidad... Digo esto mientras el Movimiento "estudiantil" #Yosoy132 nos acuartela dentro de las instalaciones del IFE ahora ya por más de 6hrs. Aunq se dicen estudiantes no violentos, apedrean los coches en el estacionamiento y muestran su ira ante cualquier funcionario q se asoma aunq algunos comulguemos con sus ideales.
Será lo que sea, pero si bien a este país le urge un cambio (lo gritan los más de 40 millones de pobres), sin duda espero y considero q la vía no sea la violencia.
Mientras tanto que no falten el chilito y el tequila en estas formidables cartas entre Moscú y Lisboa que ahora se han convertido ya entre México y Madrid.
Lo admiro y no deja de sorprenderme... (il pouvait pas manquer mon cote romantique, ILY)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres